logo colegio  curimon grande sf.png

Estimados apoderados:

Como cada año, ahora estamos celebrando la Semana Santa como experiencia central de la fe. Sin duda, que ella nos encuentra de nuevo en una situación especialmente difícil, puesto que la pandemia nos hace sentir muy vulnerables. Es cierto, somos realmente frágiles y la extensión actual del contagio del Covid nos hace pensar que estamos en una situación que nos tiene prácticamente a la intemperie.

Sin embargo, la experiencia de Jesucristo muerto y resucitado nos muestra que la esperanza tiene profundo sentido en nuestras vidas. Por eso hoy más que nunca debemos volver la mirada al Señor, para que nos sostenga y nos dé su contención. Él vence la adversidad, la muerte y nuestros miedos, y nos ayuda a ponernos de pie y seguir caminando.

Ahora bien, este Jueves Santo, obviamente por razones de seguridad, no podremos celebrar la Última Cena como siempre la celebrábamos; sin embargo, ese día a las 13.00 hrs. se realizará una actividad con cada curso, para reflexionar lo que estamos viviendo.

Esta actividad es muy importante para los niños que están en el colegio, así como en sus casas, por lo cual les pedimos que hagan una especial motivación es este sentido y así ellos participen.

 

Los saludamos con afecto.

El Dpto. de Pastoral

 

 

Cursos: 4° y 5° básico: LA CENA DEL SEÑOR

 

Actividad preparando la 1ª Comunión.

 

Texto y reflexión de cada uno de los alumnos

 

La Última Cena expresa dos hechos fundamentales en la vida de un cristiano; por una parte, evoca un signo fuerte del Judaísmo, porque los judíos celebraban la Pascua, es decir, el paso de la esclavitud a la libertad; y por otra, inaugura en el Cristianismo un nuevo modo de entender la liberación. Porque Jesús junto a sus apóstoles antes de morir celebró la Última Cena que a su vez es para nosotros la PRIMERA EUCARISTIA.

Ahora bien, al celebrar la Primera Comunión cada uno de nosotros por primera vez recibirá el Cuerpo y la Sangre del Señor. “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día”, dice el Señor.

El pan y el vino son los elementos que Jesús tomó en el contexto de la Última Cena con sus apóstoles para significar su propio Cuerpo y su propia Sangre. Y eso es lo que siempre, en toda celebración eucarística, se hace presente sacramentalmente. Es decir, Jesús se da a nosotros como alimento espiritual, alimento que nunca nos puede faltar. Por eso para un cristiano la EUCARISTIA es central, es realmente importante. De ahí que no podemos faltar al encuentro con Jesús, que nos ama.

De acuerdo a lo que hemos visto en la imagen:

1.- ¿Por qué es tan importante celebrar la última cena (Eucaristía)?

2.- Nosotros que vamos a hacer la Primera Comunión ¿Cómo nos preparamos a acoger a Jesús?

Colegio Curimón San Felipe Copyright © 2019

logo colegio  curimon grande sf.png