Respetadas familias del colegio Curimón:
La Navidad recién pasada tuvo un sabor especial para todos ustedes, que comprometieron los mejores esfuerzos para ayudar. Quiero decirles que la generosa ayuda de las cajas de Navidad que ustedes trajeron al colegio fueron entregadas por los integrantes del Equipo de Pastoral del colegio a familias pobres de la parroquia de Llay Llay, Parroquia Andacollo y una agrupación de personas de Haití residentes en nuestra ciudad.

En nombre de esas modestas familias, les quiero agradecer el gesto realizado. Ustedes consiguieron una sonrisa y también renovar la esperanza cristiana en muchos que carecen de lo elemental para vivir. ¡Dios los bendiga a todos! Y los animo a que cada convocatoria del colegio a una acción solidaria la asuman con la misma alegría y generosidad con que lo hicieron ahora.

Un saludo fraterno, en el Señor.
P Gustavo Adolfo Morales (capellán del colegio)
Navidad 2016