Primera Confesión.

Los alumnos, en una ceremonia muy emotiva, acompañados de sus papás y profesoras,  reciben por primera vez el Sacramento de la  Penitencia.
Además, se entrega una oveja, que simboliza el cariño que Jesús nos tiene a cada uno, como El Buen Pastor, que nos perdona y se alegra cuando volvemos a su redil ( Lucas 15, 4-7 ).
En el Mes de Septiembre, consagrado a la Biblia, los alumnos reciben este gran regalo, la Palabra de Dios, que acompañará este camino de preparación para recibir el Sacramento de la Eucaristía.

Biblia Ilustrada